21 ene. 2010

El griego puteador pregunta (bis).

Ese día estaba contento, me había comprado un teclado Casio.
No había tenido tiempo de probarlo que tuve que salir a una reunión familiar. Mi abuela había muerto hacia poco y era la primera vez en mucho tiempo que se juntaba toda la familia.
La casa donde se hacia la reunión constaba de un patio enorme, un comedor inmenso y el fucking baño pegado. Es decir, lo único que separaba el baño del comedor donde estaba toda la familia era una puertita de madera. Desde el comedor se escuchaba como tiraban la cadena, como abrían y cerraban las canillas, como bajaban y subían la tabla todo y yo tenia unos retorcijones que me estaba MURIENDO.
Me cagaba, me cagaba encima mal. Sentía las burbujas azotar una y otra vez contra la salida del intestino. Salí al patio varias veces, concentrado en liberar gas sin que ningún escape solido a fin de liberar la presión interna, pero no tuve éxito. Me fui temprano, no iba a cagar, practicamente, adelante de TODA la familia.
Mi hermano se fue conmigo. Le digo que me acompañe hasta la estación Los Incas del subte B (quedaba ahí cerca) porque no llegaba a mi casa y me cagaba en la calle, además, si no había papel (lo mas seguro), le pegabaun grito y me traía unos Carilinas. Ya estaba a punto, asomaban por al puerta como fétidas cabezas de tortuga.
Entro al baño. Justo como pensé, no había papel, no importa, tenia apoyo logístico afuera. Mientras hacia lo mio leía las inscripciones en la pared "jovencito, lampiño real, llamame 15-****-5555", "La mas loca 15-****-****", "pibito, muy flaquito, afeitadito 15-****-****"... EL HORROR!!!!
Termino mis asuntos y llamo a mi hermano,-CHE PELOTUDO!!-, no hay respuesta. -Ehhh!!- insisto en vano. Se había ido a la calle.
Encerrado en el cuarto empecé a pensar que sacrificaría, las ultimas paginas del DNI?, una media? De repente una luz de claridad azoto mi mente. ¡Tenía la factura de compra del teclado! Esperaba que no tenga ningún problema, porque lo que estaba a punto de hacer iba a anular la garantía. Afortunadamente, todo salió bien.

Ahora, El griego puteador pregunta: ¿Alguna vez te estuviste cagando en un lugar publico? o ¿Alguna vez cagaste en un lugar y no había papel?





9 comentarios:

  1. Oh, yo tengo una anécdota parecida, talves peor. (resumiré).

    Todo comenzó hace unos años atrás….
    Salí corriendo de la preparatoria un par de horas antes de la salida (por aquello de las ganas), el portero cuidando la entrada, no hubo más remedio que saltar una barda, lo cual no ayudo en nada. Corria y corria y entre ratos me detenía a apretar, (cabe señalar que la prepa estaba a unos 10 minutos de casa, corriendo claro está), solo faltaban un par de cuadras, cuando de pronto... sucedió lo inevitable!!! . Me detengo, no hay nada más que hacer. Agarro el celular y le hablo a mi madre (no, joder , no se me ocurrió antes ¡!!!!) me paro contra una pared a esperar y a abanicar con las manos para que el olor se disperse de entre la gente que camina por ayi.
    El poco rato llega mi madre en el coche con 2 tías mas, no tengo que decir lo vergonzoso que fue eso.


    saludos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Definitiva, circular e inexpugnablemente, la suya es PIOR.
    Que bajo, encima con las tias JA JA JA JA. Son esos momentos que quedan para la historia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Tengo una tremenda suerte en esos casos.
    Ser una persona con tendencia al trancito lento tiene su lado bueno.

    ResponderEliminar
  5. Ah bueno nunca me cague en la calle, por suerte vengo safando pero mas de una vez tuve que correr a casa... Jjajaja.

    ResponderEliminar
  6. Yo me he cortado los dedos con papel y duele como la m... ni en pedo me paso la factura por el orto! optaría por la media, sin dudas. Aunque tengo un aguante que me ha salvado en más de una ocasión... La única vez que no resistí fue en el laburo, y apelé a unos pañuelos de papel que llevaba que me salvaron la vida.

    ResponderEliminar
  7. A la mierda! cuanta gente, a ver...

    O sea que vos te cagas en Activia no? bien hecho. A mi me pasa al reves, no quiero cagar en otro lado que no sea mi casa (lo hice 3 veces en mi vida). No me gusta cagar en inodoro ajeno, y siempre me agarran ganas 5 minutos despues que salgo.

    Dr. Eugenia, Idem lo de arriba, las otras 2 veces que cague afuera de casa fueron, a los 14 cuando estaba dando un examen en Diciembre (no cague en colegio, me fui al McDonalds de la vuelta) o hace un par de años en el trabajo. todas las demas, siempre en casa.

    JA JA JA JA JA, pero no te podes cortar el culo con una factura, la partis al medio y doblas cada mitad, una mitad renueve la otra restriega (esa es la tecnica)

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. RODRIGUEZ LARRETA15:47

    Yo lo unico que quiero, es que Mauricio Macri, mientras se masturba con una foto de Rodriguez Larreta (Su "papi erotico", como lo llama), descubra que en la punta de su pene tiene un bultito. Que vaya al urologo y le diagnostiquen cancer mega super archi turbo terminal, con metastasis en el ano, en el cerebro, en el pulmon y en las orejas... y que se muera chorreando pus y vomitando trozos de sangre coagulada. Va a estar bueno Buenos Aires... ah... y que le pase lo mismo a la clase media capitalina que lo voto "para que le solucione el tema de la caca de los perros en la vereda".

    ResponderEliminar
  9. Era chico y acompañé a mi vieja a la escuela donde ella trabajaba, hacia un calor bárbaro y me entraron ganas de echarme un garco (y las ganas de cagar más calor forman una combinación letal). Fui a uno de los baños que no tenían inodoro -y eso para mi era inaceptable-, había que cagar parado. La garcha número uno: cuando cague le pifié tan mal que no cague en el agujero, le emboque en cualquier lado del piso (si, parece que bailaba mientras cagaba). La garcha número dos: no había papel, eso me puso muy mal y me puse a llorar como un pelotudo hasta que tome la decisión -no me quedaba otra- de limpiarme con mi remerita blanca de Dragon Ball, lo choto es que se trataba de una «caca churreta» como yo la llamo.
    Garcha número tres y última: pude ver como la cara de Goku y Krillin estaban embarradas con mierda caliente. A esa remera no la e vuelto a ver de la misma manera, bah, creo que mi vieja la tiro al carajo, en parte porque me quedaba chica, creo.

    ResponderEliminar

Deje atras todo recato, aquel que aquí putee.

Entradas populares