4 feb. 2011

El griego puteador pregunta...

Sentirse un pelotudo

Le piso el post al Dr. Lavátela porque soy macho y me la banco.

Me acuerdo hace mucho, yo tenía alrededor de 20 años, estaba acompañando a una chica a la casa, era de noche. Veníamos hablando lo más tranquilos cuando escucho de la vereda de enfrente una voz muy socarrona y burlona que decía "Hay! miralo caminando con la noviecita" y me calente. Me pare en seco, mire para donde venía la voz y vi a un chabón grandote en la penumbra, agarrado a la reja de una puerta cerrrada. El tipo estaba del lado de adentro. Cruce caliente para putearlo. La chica con la que estaba quiso agarrarme del brazo y dijo bajito un "dejalo...". Me acerco, le estaba por pegar una flor de puteada y me di cuenta que el flaco tenía síndrome de down y me miraba asustado. Nunca en la vida me sentí tan pelotudo.

Yo, El griego puteador, pregunto:

¿Viviste alguna situación en la que te sentiste como un pelotudo?

10 comentarios:

  1. Una vez hice un comentario pelotudo cuando un amigo de una amiga contaba que iba al gimnasio por un problema en su parte trasera, y al final el loco me dijo que era porque tenía un tumor.

    Situación difícil de arreglar.

    ResponderEliminar
  2. En más de una oportunidad, y eso que uno cree que con la edad se mejora la percepción, pero no, la pelotudez no se cura.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Perdon Hugo, pero el chabon es medio bolainas tambien. Si me decis "un problema en la parte trasera", lo primero que voy a pensar eas que le rompieron el culo.

    Que haces degenerado! contesta los mails!!.
    No, la pelotudez no se cura, pero se trata. tambien puede ser adictiva, pero es otro tema ese.

    Saludos a ambos 2

    ResponderEliminar
  4. Hace muchos años en una reunión una mina se me pone hablar y me dice "che, ¿lo conocés a fulanito de tal?". A lo que respondo, "¿que si lo conozco? Eramos muy amigos en la primaria, estábamos todo el tiempo juntos, lástima que hace poco lo vi y está hecho mierda por la falopa, estaba desesperado esperando que le traigan merca, se trepaba por las paredes". A lo que la mina me responde... "te preguntaba, porque ES MI NOVIO". Dicho eso, me levanté y salí corriendo.

    ResponderEliminar
  5. JAJAJAJA, eso te pasa por bocon. Estaba buena la mina?
    Tengo este post a lo mejor a tu amigo le sirve

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Por suerte la mina era más fulera que agarrarse los huevos con una morsa. Igual de esas metidas de pata tengo varias, como la vez que a una jefa le digo "no hay nada peor que las mujeres divorciadas que se meten a estudiar abogacía por despecho", a lo que me responde "Diego, yo soy divorciada y me recibí de abogada". Puedo seguir horas contando las cagadas que me he mandado por bocón.

    ResponderEliminar
  7. Lo primero que contaste me hizo acordar a "Rompehuesos" Novaro, que se guardo en la casa a meterse merca y le fue a romper las bolas al albañil, JAJAJAJA. Que tipo pelotudo!

    ResponderEliminar
  8. si. recien leyendo MEN IN BLOG.

    ResponderEliminar
  9. ahh me acorde de otra:
    un cieguito una vez me pidio q le hiciera cruzar la calle, agarrandose de mi brazo. Yo apunte pa cruzar, y poco acostumbrada a andar con un ciego como apendice extra, lo mande d eguampas contra un poste DELANTE DE TODO EL PUTO MUNDO que me miraba reprobadoramente.
    Si hubiera estado sola me reia, pero no. Maldicion!

    ResponderEliminar
  10. Uf, tengo una parecida con un ciego. Le pateé el puto bastón blanco al abrirse las puertas para salir...y se fue abajo del tren (el bastón, no el ciego...ahí más que boludo me habría sentido una basura humana. Una basura más grande, quiero decir. Ufa, tantas aclaraciones me hacen sentir un pelotudo) Buscando un artículo en el que escribí esta anécdota(*), acabo de darme cuenta que debería cambiar el nombre de una sección que tengo por el soberbio título de "Sentirse un pelotudo"


    (*)Encontré el artículo, pero no lo linkeo porque es una boludez y lo más gracioso que tiene ya lo conté.

    ResponderEliminar

Deje atras todo recato, aquel que aquí putee.

Entradas populares